PORQUE CONTRATAR PRACTICANTES

El acceso al mundo
laboral es una de las grandes dificultades que tienen cientos de estudiantes
que están terminando su etapa de formación. Por eso algunas empresas dan las
primeras oportunidades 
contratando practicantes.

El
primer empleo trae consigo varios retos para el aprendiz porque es el contacto
inicial con el mundo laboral,  también es
la oportunidad de poner en práctica sus conocimientos y aportar nuevas ideas al
entorno laboral

Las posibilidades de
contratar personal sin experiencia se reduce drásticamente cuando lo
consideramos en hacerlo a nuestra empresa, sin embargo hay múltiples beneficios
a los que accedemos al contratar un aprendiz, 
pasante o practicante.

Al contratar un practicante enfrentas el reto
de poner en práctica el aprendizaje del estudiante y aplicarlo en el mundo
laboral, esto se traduce en una ventaja pues le puedes moldear y adaptar. En
otras palabras, tendrás un futuro empleado que se 
conectará fácilmente
con las necesidades de tu negocio.

Un practicante puede aumentar la
productividad de tu empresa, pues siempre que necesites, podrá encargarse de
tareas sencillas o repetitivas mientras el resto del equipo puede concentrarse
en proyectos que demanden mayor atención. 

La buena disposición y
las ganas de aprender son algunos de los puntos más valiosos al contar con un practicante,
pues todos sus esfuerzos estarán encaminados a entregar un trabajo de calidad y
en ocasiones buscan sobrepasar las expectativas planteadas.

Adicional traen conocimientos
en  herramientas y técnicas  que nos ayudan a conocer nuevas
tendencias. Esto nos permite que haya mayor innovación en las áreas y se
mejore el clima laboral. 

Crear alianzas y convenios con instituciones autorizadas que certifiquen y capaciten según las necesidades de nuestro entorno laboral  es un factor clave para conseguir estos beneficios.